Cs inicia contactos con la oposición en Madrid al margen del PP

Cs inicia contactos con la oposición en Madrid al margen del PP
El portavoz del Gobierno regional, Ignacio Aguado, presenta "Garantía.Madrid", el sello que ha creado la Comunidad de Madrid (Josefina Blanco / EP)
Comparte esta página:

El matrimonio político que PP y Cs suscribieron hace apenas nueve meses en Madrid sigue desintegrándose a velocidad de crucero. Tras una primera etapa de efervescencia que les permitió, con el apoyo de Vox, mantener el Gobierno regional fuera del alcance de la izquierda, la relación entre ambos socios se ha ido enfriando hasta ser casi inexistente. El gobierno regional se plantea, incluso, la modificación del Estatuto de Autonomía para incluir la figura del decreto ley ante la incapacidad para tramitar leyes.

“Cuando una situación empeora, es más fácil encontrar culpables que inocentes”, acuñó el filósofo francés Jean-François Revel. Y en esas están los socios. En una apatía y desconfianza que los lleva a manejar agendas opuestas y en sintonía, cada una, con las de sus respectivos líderes nacionales. Distanciados más que nunca tras el recurrente apoyo naranja a las ampliaciones del estado de alarma del Gobierno central. Así es como el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (Cs), lleva semanas intentando atraer a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso (PP), a una mesa de trabajo con la oposición para pactar una salida transversal y consensuada a la crisis de la Covid-19.

La disyuntiva que, inicialmente, parecía una simple discrepancia, se ha ido acrecentando. Y ayer terminó por envenenarse al calor del amago de moción de censura que el PSOE-M ha esbozado en la Asamblea de Vallecas por boca del portavoz socialista Ángel Gabilondo. A quien le acompañarían Más Madrid y, presumiblemente, Unidas Podemos. El mecanismo aún no ha sido activado, pero las matemáticas le dan difícil pronóstico a Ayuso, a quien ni siquiera Vox ha apoyado públicamente en su plan unipersonal de reconstrucción de Madrid.

Ese fantasma de la viudedad hizo saltar al PP como un resorte advirtiendo a su compañero de coalición del pantanoso terreno que está explorando: “La estrategia del Gobierno la marca la presidenta. Y si se plantean otro tipo de reuniones alternativas, se deben hacer a título particular”, conminaron desde la Consejería de Presidencia. Pero lejos de espantarlo, el fantasma se apareció en la sede de la Puerta del Sol con más fuerza tras la irrupción de Juan Carlos Girauta. El exportavoz de Ciudadanos, que recientemente abandonó el partido molesto con el nuevo rumbo marcado por su presidenta, Inés Arrimadas, le lanzó a Ayuso un consejo en redes sociales: “Yo que usted convocaría elecciones”. Y la advertencia ha calado en el seno del PP de Madrid, en donde cada vez se fían menos de Cs. Un socio que va por libre.

Fuente: Asier Martiarena – La Vanguardia

Comparte esta página: