“El Gobierno prohibió la venta de EPIs a las residencias de ancianos, según nuestros proveedores”

Comparte esta página:

El duro testimonio de Miguel Jiménez, director de una cadena de centros de mayores de Madrid, Barcelona y Tarragona.

La tragedia de las miles de muertes y contagios por la Covid-19 que se han registrado en las residencias de ancianos de España sigue desvelando testimonios y experiencias de residentes, personal sanitario y responsables de estos centros que coinciden en denunciar “el abandono” que han sufrido por parte de la administración pública.

Este es el caso de Miguel Jiménez Cervera, presidente y director general del Grupo Bastón de Oro, una empresa con 20 años de experiencia y que regenta siete residencias de ancianos en Madrid, Barcelona y Tarragona. Jiménez denuncia la falta de medios materiales que tuvieron cuando se inició la epidemia de coronavirus y cómo la administración no atendió las reiteradas peticiones que hicieron desde sus centros.

Jiménez denuncia la falta de medios materiales que tuvieron cuando se inició la epidemia de coronavirus

El propio Jiménez se contagió de la Covid-19 y sufrió una pneumonía doble de pulmón de la que se está recuperando. Una de las acusaciones más graves que lanza este empresario va dirigida al Gobierno a quien acusa de haber prohibido expresamente a los proveedores de las residencias la venta directa a estos centros de EPIs, o material de protección sanitaria para el personal que atiende a los ancianos. El presidente del Grupo Bastón de Oro está convencido que cuando se supere la crisis del coronavirus habrá que abrir una investigación judicial para dirimir las responsabilidades de la administración en la gestión de este asunto.

Jiménez afirma que las residencias de ancianos “hemos sido los grandes olvidados” y lamenta la muerte de 141 de sus residentes a causa de esta pandemia y el contagio que ha sufrido buena parte del personal de sus centros.

Fuente: Guillermo Cervera – La Vanguardia

Comparte esta página: