López Obrador oculta la letalidad del coronavirus en México

López Obrador oculta la letalidad del coronavirus en México
Familiares de Cirilo Carrera Aguilar lo despiden en el panteón Municipal de Nezahualcóyotl, en el Estado de México/Foto: Sáshenka Gutiérrez/EFE

Las muertes por Covid-19 triplican los registros oficiales, que hasta la fecha han reconocido 5.300 víctimas mortales por el virus.

Los datos ofrecidos por México sobre el coronavirus están cada vez más cuestionados. Desde que la pandemia empezó a extenderse por América han llamado la atención las bajas cifras de fallecidos y contagiados del país, uno de los más grandes del continente con 126 millones de habitantes. Hasta el momento era una sospecha sustentada solamente en testimonios de médicos, trabajadores de funerarias y algunos funcionarios que afirmaban que la cantidad de muertos era mayor de la reportada, aunque no se sabía cuál era la diferencia. Esta semana se ha hecho público un informe que convierte el rumor en cifras y eleva al triple el número de muertes relacionadas con covid-19.

“Entre el 18 de marzo y el 12 de mayo en la Ciudad de México se emitieron 4.577 actas de defunción en las que como causa de la muerte, confirmada o probable aparecen las palabras covid-19, SARS COV 2 o coronavirus”, dice la investigación de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Esto supone el triple de muertes de las reconocidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la capital, 1.147 a día 19 de mayo.

La organización, conocida en México por la revelación de importantes historias periodísticas, señaló en un informe publicado este lunes que tuvo acceso a una base de datos de actas de defunción emitidas en la capital mexicana en las fechas citadas. En todas ellas los médicos escribieron que el covid-19 era la causa confirmada o probable de la muerte del paciente.

La diferencia entre las cifras oficiales y las reales puede explicarse en las escasas pruebas realizadas en México, el país de la OCDE que menos test de coronavirus realiza, solamente 0,4 por cada 1.000 habitantes, mientras que España hace 22,3 y Estados Unidos 15,6. El doctor Hugo López Gatell, la voz del gobierno mexicano durante la pandemia, ha dicho en varias ocasiones que no se realizarán pruebas masivas porque “es bastante ineficiente como estrategia de evaluación”.

Según el informe de MCCI, en 3.209 de esas actas de defunción, la covid-19 aparece como sospecha o causa probable de la muerte, además de algún otro padecimiento como neumonía, insuficiencia respiratoria, choque séptico o falla orgánica múltiple. Solo en 323 actas se incluye como confirmado y en alrededor de un millar aparece “covid”, “coronavirus” o “SARS COV 2” pero sin especificar si es causa probable o confirmada. La organización no detalló cómo tuvo acceso a las bases de datos, que se encontraban en poder de varios juzgados locales.

Hasta la fecha México ha contabilizado 51.633 casos oficiales y 5.332 defunciones en todo el país. Si se sumasen a los conteos las nuevas cifras reveladas, el número de muertos aumentaría a 8.577.

La alcaldesa cuestiona las cifras

La alcaldesa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, reconoció la semana pasada que las cifras ofrecidas por el gobierno federal estaban por debajo de las muertes reales y se comprometió a revisar todos los fallecimientos ocurridos en la capital durante la pandemia para saber cuántas han sido provocadas por el virus. Esa investigación tardará tiempo en llegar y mientras tanto Sheinbaum no ha querido polemizar con el presidente López Obrador, de su mismo partido y que se ha mostrado muy molesto con los cuestionamientos de la prensa a las cifras del gobierno.

AMLO se ha enfrentado en varias ocasiones a MCCI, a quienes se ha referido despectivamente como “Mexicanos por la corrupción” y a su fundador, el abogado y activista Claudio X. González, hijo de uno de los empresarios más ricos de México y tradicionalmente enfrentado con López Obrador.

Esta semana México ha comenzado el proceso de reapertura en los municipios que no han presentado contagios a pesar de que a nivel nacional la expansión del virus no remite. También se han reabierto los sectores de la construcción, minería y automotriz, presionado por Estados Unidos que necesita de la producción mexicana para activar sus fábricas debido a la interrelación de las cadena de producción entre ambos países.

En los últimos días las autoridades mexicanas han registrado un notable aumento de los movimientos de peatones y vehículos en las grandes urbes del país, que todavía no están autorizadas a romper la cuarentena, y temen un repunte de casos.

Fuente: Daniel Blanco Esteban – La Razón 

Comparte esta página: