La Guardia Pretoriana de Marlaska: La Guardia Civil ordena rastrear datos sobre las caceroladas en redes sociales y otras fuentes

La Guardia Pretoriana de Marlaska: La Guardia Civil ordena rastrear datos sobre las caceroladas en redes sociales y otras fuentes
Manifestante en la calle Núñez de Balboa - EFE
Comparte esta página:

Se envió una orden a todos los puestos de Madrid para que manden un parte diario antes de las cuatro.

Interior quiere anticiparse a los movimientos callejeros que se están produciendo cada día y que van a más para establecer controles. La Guardia Civil envió el lunes una orden a todos los puestos de Madrid, firmada por el coronel de operaciones, en la que se ordena rastrear información «a través de las redes sociales o de otras fuentes» para contar con información previa. Esa información debe remitirse según el documento diariamente a la Jefatura antes de las cuatro de la tarde y debe incluir las previsiones de aglomeraciones hasta las cinco de la tarde del día siguiente.

«Con motivo de los hechos que se vienen desarrollando últimamente en las calles y espacios públicos con aglomeraciones de personas en actos reivindicativos, es necesario contar con información previa que pueda recabarse derivadas de llamamientos a través de las redes sociales o de otras fuentes (…)», recoge el escrito interno enviado a Seguridad Ciudadana y al que ha tenido acceso ABC.

En un archivo adjunto se concreta cómo ha de hacerse el procedimiento. Según fuentes del Instituto Armado, el objetivo es anticiparse a las protestas de cada día e identificar a los posibles convocantes.

La Policía Nacional también ha impartido una orden similar aunque al parecer en su caso se ha hecho de forma verbal tanto a agentes de Seguridad Ciudadana como de Información. «Se pide que obtengamos información de las convocatorias para planificarnos, a través de redes, fuentes y todo lo que legalmente esté a nuestro alcance», señalan fuentes policiales. En ambos Cuerpos destacan que el objetivo es evitar problemas de orden público y garantizar los derechos de todos.

Fuente: Cruz Morcillo – ABC

Comparte esta página: