La herencia para las próximas generaciones: Sánchez dispara la deuda pública al mayor nivel de la historia

La herencia para las próximas generaciones: Sánchez dispara la deuda pública al mayor nivel de la historia
Un hombre protegido con mascarilla señala una imagen de Pedro Sánchez/Foto: Joaquin Corchero / Europa Press /Joaquin Corchero / Europa Press
Comparte esta página:

La crisis sanitaria se ha apuntado un nuevo récord al Gobierno de Pedro Sánchez, y no es precisamente para celebrarlo.

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas cerró el mes de marzo con un nuevo récord histórico, hasta alcanzar 1,22 billones de euros, con un repunte respecto al mes anterior de 22.473 millones, un 1,9 % más, concentrado exclusivamente en el gasto acumulado por la Administración central, ya que el resto de instituciones aliviaron levemente sus cuentas.

Según el último dato mensual de la deuda elaborada según el Protocolo de Déficit Excesivo de las Administraciones Públicas, actualizado este martes por el Banco de España, ha arrojado que sólo la deuda del Estado aumentó en marzo en 25.201 millones, con lo que alcanzó casi los 1,9 billones, también la mayor alcanzada jamás por la Administración central.

Por contra, la deuda de las comunidades autónomas disminuyó en 257 millones, hasta 297.852 millones, y la de las corporaciones locales, en 332 millones, hasta 22.973 millones. La de la Seguridad Social se mantuvo prácticamente sin cambios, en 55.025 millones, a la espera de que los datos de abril reflejen el impacto real causado por la pandemia, que todavía en marzo no incorporaba en sus balances el esfuerzo extra realizado en nuevas prestaciones sociales y laborales, por lo que se augura un descalabro jamás visto hasta la fecha el mes que viene.

La mayor parte de la deuda se ha concentrado en valores representativos de deuda (1.060.520 millones), sobre todo a largo plazo (993.280 millones) y, en menor medida, a corto (67.241 millones). El resto se ha distribuido entre préstamos (158.808 millones), y efectivo y depósitos (4.915 millones).

Al menos el Ejecutivo sí que puede sumar una buena noticia, aunque sea en los mercados internacionales, ya que la prima de riesgo española ha caído a 117 puntos, diez menos que al cierre de ayer y al nivel de inicio en el mes de abril, situación que favorecerá mucho la financiación del Estado y aleja un poco más al Gobierno de la opción de recurrir a los fondos del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE), objetivo que el presidente Sánchez intenta evitar por todos los medios.

Esta bajada se ha visto favorecida por el anuncio de que Alemania y Francia habían alcanzado un acuerdo para crear el Fondo de Recuperación Europeo de 500.000 millones de euros, que captaría dinero a través de la emisión de deuda europea y que se destinaría totalmente a gasto -y no a préstamos como pretendían algunos de los halcones del norte de Europa (Holanda, Austria, Dinamarca y Suecia)- en las regiones y sectores más afectados por el coronavirus, y que ha incidido de forma muy positiva en el mercado de deuda. Aunque esta propuesta debe contar con el apoyo de los 27 miembros de Unión Europea -incluidos los países más críticos- y del Parlamento Europeo, su aprobación sería un empujón hacia delante al proyecto europeo, encallado en un nuevo enfrentamiento entre el norte y el sur.

Fuente: Javier de Antonio – La Razón

Comparte esta página: