El Consejo General de Médicos plantea querellarse contra el Gobierno por la gestión de la crisis del coronavirus

El Consejo General de Médicos plantea querellarse contra el Gobierno por la gestión de la crisis del coronavirus
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, protegidos con mascarilla y guantes - Efe
Comparte esta página:

La distribución entre los sanitarios de mascarillas defectuosas el pasado mes de abril fue «la gota que colmó el vaso» para que el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) estudiara interponer una querella contra el Gobierno por su gestión de la crisis del coronavirus. «Ya nos personamos como acusación particular de la mano de los colegios de médicos y se está estudiando realizar una querella por comisión de omision que posiblemente se haga entre el mes de mayo o junio e irá dirigida ante el Ministerio de Sanidad y los cargos ministeriales», ha adelantado este lunes en una rueda de prensa Serafín Romero, presidente de la organización.

Se trata de una decisión que se debatió tras la asamblea del 1 de mayo, pero sobre la que «hay discrepancias», ha admitido Romero. Para aprobar dicha querella es necesaria una mayoría y la capacidad de contar con el voto telemático, algo que está frenando la toma de decisión del CGCOM.

Romero ha explicado que en estos casi tres meses de pandemia, ha habido tres fases en el ámbito sanitario. En primer lugar «veíamos que el material de protección era bastante escaso, éramos personal escudo e incluso hubo profesionales que tuvieron que utilizar donaciones que hacían los propios ciudadanos para protegerse», indicó.

Luego llegó la etapa que el presidente denomina como «meseta»: «Parecía que empezábamos a tener material de protección, pero se vio empañada por la compra de material no adecuado y que nos llevo a un estado de verdadera indignación». Por último, ahora afirma que «hemos iniciado en todo el país el fenónemo de desescalada en la que hay que volver a una «nueva normalidad» sanitaria.

Romero asegura que «nuestro sistema sanitario no se puede permitir perder personal», por lo que pide la renovación de los MIR

Sobre esta última fase, el presidente del CGCOM insistió en que son necesarios contratos adecuados porque «nadie sobra» y se necesitan más profesionales. En concreto, se ha referido a la situación de los Médicos Internos Residentes (MIR), cuyo contrato finaliza en breve, pero no tienen asegurado una renovación.

«Ahora mismo nuestro sistema sanitario no se puede permitir perder personal», ha asegurado Romero, por lo que piden a las comunidades autónomas que se llegue a un gran acuerdo con el objetivo de «mantener a todo el personal como especialista el tiempo que determinen para permitir que la desescalada se haga con todo el personal en su sitio».

A su juicio, «no puede ser que una comunidad ofrezca la prolongación de un contrato durante tres meses y otra lo haga durante seis. Debe de haber un consenso para ofrecer por igual unas mismas garantías y que todos sean contratados en su condición de especialistas».

Comunicación frustrada con Sanidad

Romero, también ha afirmado que las profesiones sanitarias han estado «muy alejadas» de la toma de decisiones por parte del Gobierno central y de las autonomías en la gestión de la pandemia y que «se están tomando decisiones políticas y económicas sin evidencias científicas».

El presidente del CGCOM señaló que han intentado «trabajar, en la medida de lo posible, con el Ministerio de Sanidad. Hemos intentado mantener una comunicación que queríamos que fuera fluida, pero hemos estado muy alejados de la toma de decisiones». Que no se contara con la opinión de los sanitarios ha provocado que la organización tuviera que corregir en varias ocasiones las medidas después de que las publicara el Ejecutivo.

«Las profesiones sanitarias no estamos ni en un consejo asesor del ministerio. No hemos estado a nivel nacional, ni en ninguna comunidad autónoma», ha destacado Romero.

El médico ha aprovechado también para pedir al Gobierno que los criterios para la desescalada y los expertos que componen el comité se hagan públicos. «Con este escenario político no vamos bien, no creo que nadie los cuestione si son transparentes», ha afirmado.

La organización también ha recordado la petición para que el Ministerio de Sanidad y de Trabajo consideren a la profesión médica de riesgo. «Nadie puede dudar que no es una profesión de riesgo. Mas que nunca estamos ante una petición que tiene toda su lógica», ha afirmado tras informar de que ya son 50 los profesionales sanitarios fallecidos.

Plan Comunica

Desde la Organización señalan que quieren conocer cómo ha afectado la pandemia a los profesionales sanitarios de primera mano, por lo que han puesto en marcha un plan llamado Comunica. La iniciativa pretende arrojar luz y evidencias de cara al entorno jurídico. «Conocemos muy bien como acaban partiéndose por el lado mas débil, el del profesional que esta en primera línea», ha comentado Romero sobre las reclamaciones.

También se busca ayudar a aquellos profesionales en la vuelta al trabajo. «Va a haber segundas víctimas, personas que no tenían ningún problema de salud mental y que van a necesitar apoyo», ha precisado. Además, ha señalado que «detrás de estas 50 muertes hay familias, personas que van a tener que vivir al lado de un aparato de oxígeno y que necesitarán rehabilitación».

Fuente: María Lozano – ABC

Comparte esta página: