La podemita Yolanda Díaz retrasa el pago de ERTES hasta el 10 de junio por falta de liquidez

La podemita Yolanda Díaz retrasa el pago de ERTES hasta el 10 de junio por falta de liquidez
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo
Comparte esta página:

El Gobierno afirma que son escasos los ERTE que no se están pagando ya. Pero la respuesta social y documentos como el que hoy muestra OKDIARIO no confirman esa afirmación, sino todo lo contrario. La resolución que hoy hace pública este diario refleja el caso concreto de uno de tantos trabajadores que tienen derecho a cobrar las prestaciones por ERTE prometidas por el Gobierno socialcomunista. En este caso concreto, se trata de un trabajador que tiene derecho a percibir sus prestaciones desde el 17 de marzo hasta el 9 de junio.

El propio documento oficial, firmado y sellado por responsables del Ministerio de Trabajo, plasma con claridad que la fecha de inicio del pago es el día después del periodo del ERTE: el 10 de junio. Traducido: que el trabajador afectado no percibirá ingresos durante un largo periodo de casi tres meses.

El documento en cuestión es una “resolución de aprobación de las prestaciones por desempleo”. Y en él se recoge que se trata de un caso de pago aceptado “tras el examen de los datos obrantes en este Servicio Público de Empleo Estatal”. Es decir, que se trata de uno de los casos que puede llegar a considerarse hasta afortunado, porque muchos otros, fruto del atasco administrativo, se encuentran directamente en fase de aprobación.

La podemita Yolanda Díaz retrasa el pago de ERTES hasta el 10 de junio por falta de liquidez

Pues bien, pese a haber sido reconocido el derecho a cobro desde el 17 de marzo -tan sólo tres días después de haberse decretado el interminable estado de alarma- el afectado sigue sin cobrar. Y le queda para largo.
El mismo documento recoge sin rubor que la “fecha de inicio de pago” es el “10/06/2020”.

Fuentes internas del SEPE consultadas por OKDIARIO reconocen que se trata de un problema presupuestario: “No hay dinero. Es obvio. Se retrasan los pagos porque la recaudación fiscal se hunde, la actividad económica no genera IVA ni empleos que soporten las necesidades de financiación y se están retrasando los pagos y las prestaciones a los afectados por la crisis”.

Hay que tener en cuenta que los últimos datos conocidos de la encuesta de población activa arrojaron más de 500.000 nuevas personas sin empleo. Según esa EPA, el número de parados asciende ya a 3,3 millones. Y, según el dato de Paro Registrado -dato posterior y último disponible-, ese volumen se eleva hasta los 3,8 millones.

El 10 de mayo todos ellos deberían haber cobrado su prestación, pero las dificultades en la tramitación de los ERTE y la falta de ganas de pagar por la ausencia de recursos no aseguran para nada que todos reciban el ingreso, tal y como demuestra el documento que hoy publica OKDIARIO. Y eso hace temer en Moncloa por las posibles movilizaciones sociales fruto del enfado.

Detrás de cada una de las más de medio millón de personas desocupadas que han engrosado las listas del paro a lo largo del mes de abril, hay un expediente de regulación temporal de empleo que la avalancha de las últimas semanas no ha permitido tramitar en su totalidad. Eso implica que, como ya ocurrió en abril cuando el 60% de los afectados no cobró la ayuda del Estado, algunas de esas personas se pueden quedar sin percibir su pensión compensatoria. Cuatro de cada cinco nuevos parados no cobraron remuneración alguna el pasado 10 de abril.

Fuente: Carlos Cuesta – OKDiario

Comparte esta página: