Sánchez anuncia una prórroga del estado de alarma de “alrededor de un mes”

Sánchez anuncia una prórroga del estado de alarma de “alrededor de un mes”

La única “autoridad delegada” del mando único será Sanidad y decaen las competencias centralizadas de Defensa, Interior y Transportes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido hoy en Moncloa para confirmar su intención de pedir una nueva prórroga del estado de alarma, esta vez, por periodo de “alrededor de un mes». El jefe del Ejecutivo ha justificado esta ampliación extendida en que “hay que mantener el rumbo que nos ha guiado hasta aquí, con prudencia, para mantener a raya el virus”. El presidente ha defendido que “el estado de alarma ha funcionado y lo ha hecho en todos los niveles” y asegura que su vocación es que ésta sea la “última” ampliación del periodo de excepcionalidad, que debe durar hasta llegar a la “nueva normalidad”. “Algunas regiones llegarán al filo de la llegada del verano y otras unas semanas después”, ha cuantificado.

A la extensión de un mes se suman otras especificidades que entrarán en vigor en esta quinta prórroga y que irán en la línea de dar más poder a los territorios en la desescalada. En la línea de la anunciada “cogernanza” el Gobierno tiene previsto ir diluyendo el poder del mando único en favor de las Comunidades Autónomas, aunque retendrá las facultades específicas para limitar la libertad de movimientos de los españoles, con el objetivo de evitar nuevos rebrotes o tomar el control en caso de que estos surjan. En concreto, solo Sanidad retendrá sus facultades y será la “única autoridad delegada”, por lo que decaerán las referidas a Interior, Transportes y Defensa que hasta ahora también conformaban el mando único.

El Gobierno sigue negociando a estas horas los apoyos para superar el trámite parlamentario de aval a la prórroga. El objetivo es “lograr un gran consenso”, esto es, consolidar los votos que obtuvo la anterior votación, los del PNV y Ciudadanos, al tiempo que se atrae a ERC, que hace una semana votó en contra.

 

Fuente: Ainhoa Martínez – La Razón

 

Comparte esta página: