Vistalegre 3: Iglesias aumenta su poder en pleno Estado de Alarma

Vistalegre 3: Iglesias aumenta su poder en pleno Estado de Alarma

Podemos no aplaza más Vistalegre 3 y organiza las votaciones telemáticas que habrán de reelegir a Pablo Iglesias como Secretario General entre este viernes día 15 y el jueves 21. En dichas votaciones también se espera el beneplácito de las bases para renovar todos sus órganos de dirección y aprobar los nuevo documentos bases a nivel organizativo, político, ético y de feminismos. Los resultados, en los que no se esperan grandes sorpresas, se darán a conocer el día 22 de mayo.

La dirección del partido morado decidió el pasado viernes, en su primera reunión tras declararse el estado de alarma, que ya se daban las condiciones para poder retomar de forma telemática su tercer congreso, que en un principio Podemos tenía previsto cerrar el 21 de marzo con la proclamación de los resultados, y la reafirmación del liderazgo de Iglesias, en un acto multitudinario en la Cubierta de Leganés de Madrid.

 
UNA PUESTA A PUNTO, UN MAYOR PODER PARA IGLESIA

Iglesias anunció en el mes de enero, pocos días después de llegar al Gobierno de coalición, la convocatoria extraordinaria, un año antes de lo previsto, de la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal, conocida coloquialmente como Vistalegre III (aunque ya no fuera a celebrarse ahí, como las dos anteriores), así como su intención de presentarse a un tercer mandato, zanjando así el debate sobre su posible sucesión al frente del partido.

El objetivo de celebrar cuanto antes esta Tercera Asamblea, según explicó Iglesias entonces, era el de poner “a punto” Podemos y adaptar la organización a su nuevo rol de partido de Gobierno, renovando no solo los órganos de dirección sino también el modelo organizativo y la estrategia política.

Iglesias presentó el 1 de marzo, antes del aplazamiento del Congreso, tanto sus propuestas para renovar los documentos del partido, como a su equipo de candidatos para ocupar la dirección, que previsiblemente coparán el llamado Consejo Ciudadano Estatal (CCE), ante la falta de competencia que represente un riesgo real.

SIN COMPETENCIA TRAS LA MARCHA DE ANTICAPITALISTAS Y ERREJONISTAS

En esta ocasión, a diferencia de los dos congreso anteriores, Iglesias no se enfrentará a ningún sector crítico de peso, tras la reciente marcha de los Anticapitalistas a finales de marzo y la abrupta salida del cofundador y exnúmero dos Íñigo Errejón y sus afines (los ‘errejonistas’) a principio de 2019, tras decidir montar su propia candidatura para la Comunidad de Madrid.

Así, Iglesias aprovechará este congreso para integrar en su dirección a nuevos diputados, y a figuras que en los últimos años han ido ganado peso en Podemos pero no tenían asiento en el Consejo Ciudadano. Tal es el caso de la portavoz en la Asamblea de Madrid, Isa Serra; el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos-En Comú-Galicia en Común, Jaume Asens; o el jefe de gabinete de Iglesias en la Vicepresidencia segunda del Gobierno, el exJEMAD Julio Rodríguez.
 
EL NÚCLEO PABLISTA

La lista de Iglesias, que lleva por nombre ‘Un Podemos Contigo’, está encabezada, tras el secretario general, por su actual número dos y ministra de Igualdad, Irene Montero, y por el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, seguidos de la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra; el director de Comunicación de Iglesias en la Vicepresidencia segunda del Gobierno, Juanma del Olmo; la secretaria de Estado de Igualdad, Noelia Vera; y el actual portavoz del partido, Rafa Mayoral.

También aspiran a revalidar su cargo, en la parte alta de la lista, otros miembros de la Ejecutiva como Alberto Rodríguez, Ana Marcello, Nacho Álvarez, Sofía Castañón, Txema Guijarro, Iodia Villanueva, Pilar Garrido, Meri Pita y Pablo Fernández.

En esta candidatura ya no estará la exdirigente de Podemos en la Comunidad de Madrid, Dina Bousselham. La que fuera asesora de Iglesias en los inicios de Podemos ha anunciado esta semana que deja todos su cargos en el partido para dirigir un nuevo medio de comunicación, que ha comenzado su andadura con polémica, por su acercamiento al partido morado.

 
FIN A LA LIMITACIÓN DE CARGOS Y MANDATOS

Iglesias ha planteado en su propuesta de reforma del Código Ético acabar con la limitación actual que impide ostentar más de un cargo interno y otro público, tal y como adelantó Europa Press. Esta medida posibilitará la entrada en la candidatura de Iglesias del candidato a la Xunta y secretario general de Podemos en Galicia, Antón Gómez Reino, y de otros aspirantes a líderes autonómicos como Javier Sánchez (Murcia) o Pilar Lima (Comunidad Valenciana).

Asimismo, el vicepresidente segundo –que conserva su escaño de diputado–, también ha incluido en el nuevo código ético que los mandatos de los cargos internos, incluido el suyo, puedan durar más de los doce años fijados ahora como límite, si lo permiten los militantes en una consulta.

En este mismo sentido reformista, también figura la polémica eliminación de los tres Salarios Mínimos Interprofesionales (SMI) –además de complementos por personas a cargo– como medida para limitar los sueldos de los miembros de Podemos, que la formación morada lleva aplicándose –y haciendo de ello una de sus señas de identidad– desde que nació en 2014.

A partir de ahora, si no hay sorpresa en las votaciones, los cargos de Podemos seguirán donando parte de sus sueldos, pero la cantidad ya no estará determinada por esta medida de los tres SMI, sino por un sistema de porcentajes, que variará “en función de las responsabilidades asumidas”.

 
NUEVAS ESTRUCTURAS PROVINCIALES Y MUNICIPALES

En cuanto al modelo organizativo, Iglesias introduce por primera vez en los estatutos una nueva figura de “persona militante”, con obligación de pagar cuota para ser “integrante de pleno derecho”, y también plantea un nuevo diseño territorial de la organización, en el que propone crear nuevas estructuras provinciales y municipales, que sustituyan a las actuales.

En su propuesta de Documento Organizativo, que recoge Europa Press, establece que para ser “integrantes de pleno derecho” y “disponer de voz y voto”, entre otras cosas, para elegir a los representantes de Podemos en los órganos de dirección municipal, las personas que conformen los Círculos –las agrupaciones de base– deberán “estar al corriente de pago de la cuota establecida”.

“A diferencia de las personas inscritas, los y las militantes suponen un paso más de compromiso en la organización: deberán censarse en un Círculo y estar al corriente de cuota, y serán quienes definan la línea política local”, explica el texto.

En cuanto al Documento Político, el secretario general defiende que la estrategia política de Podemos para los próximos años debe caminar hacia la construcción de una “república plurinacional y solidaria”, mediante la puesta en marcha de procesos constituyentes; un objetivo que ya se marcaron los fundadores del partido morado en sus inicios en 2014.

Fuente: Judith C. – Moncloa.com

Comparte esta página: