El Gobierno se inventa una fase, la 0.5, para perjudicar a Madrid

El Gobierno se inventa una fase, la 0.5, para perjudicar a Madrid
Comparte esta página:

SANIDAD NO QUIERE CONCEDER LA FASE UNO A LA CAPITAL

El Ministerio de Sanidad quiere plantear a la Comunidad de Madrid una nueva fase intermedia entre la 0 y la 1, la fase 0.5, una rotunda negativa a los planteamientos para pasar a un nuevo estadio que permita reactivar la economía, tal y como ha planteado el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. La fase 0.5 está en línea con la petición que ha hecho la Generalidad de Cataluña para Barcelona, pero el Gobierno madrileño rechaza esta opción e insiste en que cumple los requisitos para pasar a la fase 1 el 18 de mayo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo este jueves que el Ministerio de Sanidad «no parece estar dispuesto» a que la región pase a la fase 1 de la desescalada el día 18 de mayo, como ha solicitado, aunque «no da razones técnicas».

Ayuso dio esta información en su cuenta de Twitter tras la reunión mantenida entre el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, un encuentro que se repetirá este viernes, cuando el Gobierno tiene previsto comunicar su decisión.

Es al segunda vez que la Comunidad de Madrid solicita pasar a la fase 1 después de que el Ministerio de Sanidad rechazara que la región pudiera hacerlo el 11 de mayo alegando la falta de mecanismos de detección precoz de la enfermedad, entre otras causas.

En esta ocasión, el Gobierno quiere plantear a la Comunidad de Madrid seguir en la fase 0 con algunas mejoras, según han confirmado a Efe fuentes del Gobierno regional.

Las mismas fuentes rechazan esa opción y aseguran que la región cumple los requisitos para pasar a la fase 1 de la desescalada, por lo que «un 0,5 sería una decisión por parte del Ministerio discrecional y sin razones técnicas».

Illa se reunió este jueves con los consejeros de las comunidades autónomas de Baleares, Canarias, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña para tratar las peticiones de progreso en el proceso de desescalada, que se suman a las que ya mantuvo con Andalucía y Castilla León.

La consellería de Salud de la Generalidad y el Ayuntamiento de Barcelona explicó el jueves que la capital catalana y su área metropolitana deben seguir en la fase 0 de la desescalada.

No obstante, propusieron que se permitan algunas actividades previstas en la fase 1, es decir, establecer una fase 0.5, en la que pudieran funcionar algunos servicios sociales ahora paralizados, la puesta a punto de centros educativos «en fase administrativa», algunas actividades del sector científico y de investigación, y actividad en el comercio minorista ya sin cita previa o préstamo de libros en las bibliotecas.

Fuentes del Gobierno de la Comunidad de Madrid insisten en pedir el pase a la fase 1 ya que aseguran que su situación «no tiene nada que ver con la de Barcelona».

La Comunidad de Madrid defiende que ha «potenciado el control de casos sospechosos» de coronavirus con la puesta en marcha de un sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos, coordinado por Salud Pública, que incluye a todos los hospitales públicos y privados, Atención Primaria y Summa.

Además, señala ha «ampliado» la capacidad para hacer pruebas PCR con más de 11.000 diarias y podría llegar a más de 15.000.

Fuente: El Imparcial

 

Comparte esta página: