Ayuso quiere cobrarse más cabezas y Cs acusa a MAR de «buscar dinamitarlo todo»

Ayuso quiere cobrarse más cabezas y Cs acusa a MAR de «buscar dinamitarlo todo»
Aguado y Ayuso, durante la sesión de control de ayer, guardando la distancia de seguridad. (EFE)

Los populares advierten de que «la presidenta ha anunciado una investigación y se hará», mientras sus socios solo ven «una mano negra» detrás de esta crisis: la del jefe de Gabinete.

Las aguas en Sol siguen bajando muy revueltas. La presidenta no se conforma con la cabeza del secretario general técnico que le ha ofrecido Ciudadanos como responsable del «error» en la publicación de una adjudicación a Room Mate —el casero de Isabel Díaz Ayuso durante estos dos meses— y se llevará a cabo una investigación para ver «quién es el culpable último», según fuentes populares. Enfrente, en Ciudadanos, insisten en que «la investigación ya está hecha» y culpan directamente a Miguel Ángel Rodríguez «de querer dinamitar todo«.

La tregua entre los dos socios de gobierno en Madrid está muy lejos aún de conseguirse. Ciudadanos ofreció ayer la cabeza de Miguel Ángel Jiménez, secretario general técnico de la Consejería de Políticas Sociales, como responsable de haber subido por error una adjudicación de medio millón de euros a Room Mate, la empresa de Kike Sarasola de la que Ayuso ha conseguido un magnífico apartamento en alquiler por 80 euros el día. «La investigación ya se ha hecho. Todo ha sido un error y por eso el secretario general técnico ha sido destituido», insisten en Ciudadanos, «¿o es que buscan otra cabeza?».

Sin embargo, para la presidenta, no es suficiente. «La destitución se tiene que formalizar en el Consejo de Gobierno. El consejero no destituye como tal. La presidenta ha anunciado una investigación y se va a hacer» avisan fuentes del PP. Para los populares, la teoría del ‘error’ es inasumible, sobre todo, porque el hombre destituido por Cs lleva ligado a la Administración Pública de la Comunidad de Madrid desde 1992 y a la Secretaría General Técnica desde 2008. E insisten en que el caso del dúplex de Ayuso «procede de una filtración» y que «el lío del Room Mate está perfectamente diseñado. Nada ha sido casualidad».

Para Ciudadanos, sin embargo, no hay más mano negra que la del jefe de Gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, «que está buscando dinamitar todo. Ese es su único objetivo y le importa muy poco la situación actual» por la que está atravesando Madrid, saliendo de una pandemia e intentando avanzar en la desescalada.

Lo cierto es que el Gobierno madrileño de coalición parece más en cuestión que nunca, y ambos socios se culpan de ello. Fuentes de Ciudadanos insisten en que «lo que están haciendo desde el PP es intentar desestabilizar y alimentando una caza de brujas». Pero los populares no se quitan de la cabeza que la idea de Cs es minar la posición de la presidenta hasta llegar a una moción de censura con la izquierda para tumbar a Ayuso, y que los acuerdos puntuales entre Sánchez y Arrimadas en el Congreso abren todas las posibilidades.

En medio de la gestión de la pandemia, con Madrid pendiente de que Sanidad autorice la desescalada y el paso a la fase 1 para empezar a revitalizar una economía que se deja 350 millones cada día que pasa en la fase 0, parece suicida una moción de censura o, como argumenta Cs, que se les amenace con un adelanto electoral para intentar «quitarse de encima» a los naranjas y gobernar en solitario o con el apoyo puntual de Vox.

El ‘botón rojo’ del adelanto electoral

Los dos partidos aseguran no manejar encuestas propias. La última de Gad3 publicada sí permitiría a Ayuso intentar la aventura de gobernar con Vox y prescindir de Aguado como aliado. Sin embargo, el barómetro de Metroscopia de ayer mismo (ver despiece al final del texto) muestra un panorama muy distinto: la aprobación a la gestión del Gobierno madrileño habría caído 19 puntos en el último mes y, por primera vez, serían más quienes desaprueban su gestión (44%) que los que la aprueban (42%). La clausura de Ifema, el dúplex, la dimisión de la directora general de Salud Pública o la polémica con los menús de Telepizza y Rodilla habrían llevado a Ayuso, según Metroscopia, al peor momento de valoración de su gestión.

Con Madrid luchando contra el coronavirus y las encuestas mostrando tal disparidad, ¿llegará la sangre al río del adelanto electoral o la moción de censura? Ambos partidos insisten en que los dos escenarios serían un suicidio en estos momentos, pero no descartan que sea lo que busca su ‘socio-rival’. Para el PP, «los rumores de moción de censura nos llegan cada vez más fuerte«, mientras que fuentes de Ciudadanos aseguran que lo único que han visto hasta ahora es «la amenaza a través de los medios del botón rojo del adelanto«. Algo que para los populares «es una exageración» sacada de conversaciones de diputados del PP en la Asamblea. Pero en Ciudadanos avisan de que «si llega la sangre al río, será porque MAR lo ha dinamitado todo. En medio de una crisis sanitaria, uno no debería moverse por encuestas».

Fuente: Alberto Pérez Giménez – El Confidencial

Comparte esta página: