Patxi López avisa que el pacto de reconstrucción «no es una sesión de control » al Gobierno

Patxi López avisa que el pacto de reconstrucción «no es una sesión de control » al Gobierno
El responsable de Política Territorial del PSOE, Patxi López. EFE
Comparte esta página:

Hoy se ha constituido la comisión parlamentaria para la reconstrucción social y económica en la que están sentadas todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso de los Diputados. La comisión desarrollará sus trabajos bajo la presidencia del socialista Patxi López, quien en una breve intervención tras resultar elegido, ha advertido que la comisión «no es una sesión de control ni una mesa de negociación entre la oposición y el Gobierno, sino el esfuerzo colectivo para buscar juntos una salida global, social y económica para nuestro país», al objeto de alejar toda intención de la oposición de convertir este órgano en un instrumento fiscalizador de la gestión que el Gobierno ha hecho de la crisis del Covid-19.

El ex presidente del Congreso a exhortado a los 46 diputados que forman parte de la misma a que «asumamos esto como una compromiso personal y colectivo» destinado a «superar rencillas partidarias. No venimos a ganar o a perder sino a entendernos para construir país y sociedad». «En situaciones graves -ha añadido- se requiere altura de miras, sumar esfuerzos y unir voluntades. Si no lo hacemos así, será peor».

Exige López que «ni se nos ocurra deslizarnos por la pendiente del desacuerdo. Propongamos medidas y busquemos acuerdos. Con la política que se escribe con mayúsculas lo podemos conseguir. Les emplazo a hacerlo posible».

El Gobierno controla la mesa de la comisión con tres representantes frente a dos del PP

López ha necesitado de una segunda votación al no alcanzar la mayoría absoluta en la primera, donde se medía con la popular Ana Pastor, propuesta por el PP. Ciudadanos, ERC y JxC, han votado en blanco mientras que Vox ha decidido no participar en las votaciones por ser a mano alzada y no con papeleta, tal y como había solicitado.

En la mesa de la comisión, formada por cinco miembros contando con el presidente, se sentarán dos representantes del PSOE, dos del PP y uno de Unidas Podemos, de modo que el gobierno de coalición se garantiza el control de este órgano.

La próxima semana presentarán un plan de trabajo

Emplazados ya a la próxima semana para presentar un plan de trabajo, para López la comisión nace con el objetivo «indispensable de buscar consensos entre quienes nos sentimos distintos, diferentes, para la reconstrucción de España, que es absolutamente necesaria. No es una opción no hacer nada», ha sentenciado. Defiende el diputado socialista que «hay que poner todos los medios para que las empresas se recuperen cuanto antes porque si no no tendremos futuro y que nadie se quede atrás. Sabemos que Europa tiene que ponerse a disposición del rescatate ciudadano y para eso España tiene que tener una posición común», ha defendido en otro momento de su breve alocución.

A partir de este momento, las distintas fuerzas políticas deben presentar su lista de comparecientes así como tramitar toda la documentación que consideren necesaria para avanzar en los trabajos, que deberían culminar en dos meses, aunque prorrogables. Esta comisión fue una exigencia del líder del PP, Pablo Casado, a Pedro Sánchez para sumarse a su «remake» de los pactos de la Moncloa, que hubieran sido supervisados y controlados, en su modelo inicial, por el director de gabinete de la Presidencia, Iván Redondo.

Todos los partidos representados

La comisión está formada por 13 representantes del PSOE, 9 del PP, 5 de Vox y 4 de Unidas Podemos. ERC, Ciudadanos, PNV y Bildu, tienen uno cada uno, más 4 del Grupo Plural y siete del Mixto, para que estén sentadas todas las fuerzas políticas con escaño en la Cámara Baja. La mecánica del voto es ponderado, en función de la representación que cada partido tiene en el hemiciclo.

El objeto de la Comisión, según la propuesta conjunta que presentaron los Grupos de PSOE y Unidas Podemos, «será la recepción de propuestas, la celebración de debates y la elaboración de conclusiones sobre las medidas a adoptar para la reconstrucción social y económica, como consecuencia de la crisis del Covid-19». Y todo ello en torno a cuatro capítulos, esto es, el reforzamiento de la sanidad pública, la reactivación de la economía y la modernización del modelo productivo, el fortalecimiento de los sistemas de protección social, de los cuidados y la mejora del sistema fiscal y, por último, la posición de España ante la Unión Europea.

Fuente: Cristina de la Hoz – El Independiente

 

Comparte esta página: