La «derechita cobarde» del PP y el «burdel naranja» de Ciudadanos cumplen hoy en el Congreso con lo que se esperaba de ellos

La «derechita cobarde» del PP y el «burdel naranja» de Ciudadanos cumplen hoy en el Congreso con lo que se esperaba de ellos
Comparte esta página:

Porque, señoras y señores, si se esperaban otras acciones por parte de los partidos políticos arriba mencionados solo puede deberse a que tienen ustedes fiebre y no piensan con claridad. Acudan al médico, no vaya a ser el coronavirus, que no les deja pensar con claridad.

Lo que ha ocurrido hoy en el Congreso de los Diputados es un triunfo de la democracia: ¡El sistema funciona! ¿No es la democracia la capacidad de que todos puedan llegar a consensos, acordar cosas… Pues eso precisamente es lo que ha pasado hoy. ¿De qué coño se quejan ustedes? ¿Qué querían? ¿Una pelea a golpes? No señores, no. Somos un país democrático, y democráticamente se ha decidido apoyar al Gobierno que salvará a la Patria del virus. Alégrense, congratúlense y felicítense: España ha abandonado por fin su espíritu combativo y violento, y ahora arreglamos las cosas negociando, como ha logrado hacer esa diosa vestal que es Inés Arrimadas.

Ahora bien, igualmente cierto es que se demuestra que, en democracia, los partidos son -metafóricamente hablando- como prostitutas muy caras, de esas que, por un precio, te hacen cualquier servicio.

Como ejemplo, ahí tenemos a Ciudadanos, donde la “Madame” del “Lounge Naranja”, ha pasado de poner como un trapo a Pedro Sánchez a apoyarle en su manifiestamente ilegal y falso estado de alarma, cuando todos ellos saben que en realidad es un estado de sitio camuflado.

¿Y como ha podido darse tal cosa?

Negociando democráticamente. Próximamente comprobaremos -acuérdense de esto- si Ciudadanos recibirá el apoyo del PSOE para arrebatar Madrid y Andalucía al PP.

Y, si a ustedes esto les parece un enjuague criminal, un negocio con la vida de las personas, una subasta de esclavos… tendremos que explicarles que *esto* no es ni más ni menos que la democracia parlamentaria. Esa que a ustedes les gusta tanto y que cada tiempo, celebran ustedes en domingo acudiendo, como ovejas mansas, a depositar su voto en una urna de metacrilato. Voto que, en un último desprecio al ciudadano, ni siquiera le permitirán introducir a usted, sino que tal acción tendrá que delegarla en el Presidente de la mesa, no vaya a ser que sea usted tonto -como votante es probable- e intente romper la urna a cabezazos.

No tan mala es la maniobra de ‘Madame’ Arrimadas. Vende sus servicios por un precio. Pues bueno. Al menos saca provecho.

Pero, ¿Y el Partido Popular? Esa derechita cobarde que hoy, más que nunca, es más derechita y más cobarde que ayer, pero menos que mañana…

A ver cómo se explica lo del bueno de Casado: llama mentiroso al Presidente, confirma días atrás que, efectivamente, esto es un Estado de Sitio camuflado… ¿y se abstiene en la votación? ¿Disculpe? ¿Es usted tonto, o intenta parecerlo? ¿Pero qué hace, caballero? ¡Pero si ha podido votar NO y quedar por una vez como un hombre! ¡Por una vez! ¿Se lo imagina? ¡Presidente del Partido Popular… ¡y valiente! No se ha visto jamás… y según parece vamos a seguir sin verlo.

Pero oigan, es que las órdenes de Bilderberg y del Nuevo Orden no se discuten. Si a Casado le han dicho que no se oponga a Sánchez, Casado NO SE OPONE, porque Casado es un chico obediente, cobarde, sí. Pero obediente. Y sabe hacer lo que le mandan. Desde pequeño.

Eso sí: estimados conciudadanos españoles. En las próximas elecciones, si es que llegan a celebrarse, olvídense de todo esto, y ustedes sigan votando al PSOE. O al PP. O a Podemos. O a la Madame. Que son los que más “seguridá” le dan a usted.

Y ahora, corran a celebrar este nuevo triunfo del sistema democrático, acémilas.

Fuente: Rodrigo de Castilla – Alerta Digital 

Comparte esta página: