El escándalo de los 5 millones en hisopos: la empresa sin domicilio da ahora una dirección falsa

El escándalo de los 5 millones en hisopos: la empresa sin domicilio da ahora una dirección falsa
MJ Steps, la empresa con domicilio desconocido contratada para comprar hisopos, opera desde una oficina clandestina en Sant Boi
Comparte esta página:
Su portavoz en España ha confesado que ha tenido que poner la dirección de su propia casa como sede social, y que el teléfono que aparece en la web es el suyo personal.

“No, no. Nuestra empresa en realidad no tiene domicilio fiscal. He tenido que poner la dirección de mi propia casa como si fuese la de la empresa. Y el teléfono de contacto que sale en internet es el fijo de mi casa también. En realidad operamos en una especie de oficina clandestina, en un espacio de almacenaje que tenemos contratado y hemos destinado a oficinas”. Lo confiesa a EL ESPAÑOL Joan Galmés, el apoderado de la empresa MJ Steps en España. Es la adjudicataria de 4,3 millones de euros (5,3 millones con IVA) por parte del Gobierno de Pedro Sánchez para comprar hisopos -bastoncillos sanitarios-, pero su responsable en España admite que MJ Steps, en nuestro país, no tiene ni siquiera un domicilio fiscal.

El escándalo de la adjudicación (y consiguiente publicación en el BOE) de 4,3 millones de euros por parte del gobierno a MJ Steps, una empresa sin dirección desconocida, no hace más que complicarse. El propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, tuvo que pedir disculpas en su comparecencia pública del domingo 5 de mayo por este hecho. Pero no aclaró cuál es el domicilio fiscal de la empresa adjudicataria. Tras el escándalo, la propia firma MJ Steps publicó en internet una misteriosa dirección: Calle de Mare de Deu de Nuria 13, Sant Boi de Llobregat. EL ESPAÑOL ha hablado con los propietarios de Naeko, la empresa ubicada en esa dirección. Ellos no solamente se desmarcan, sino que nos comunican que ya lo han puesto el caso en manos de sus abogados.

Por si fuese poco, desde MJ Steps acusan al gobierno de haber cometido otro error en el BOE: asegura Joan Galmés que “el redactado del texto está mal. Pone que el contrato es por la compra de un millón de hisopos (el bastoncillo que se introduce por la nariz para realizar el test), pero en realidad es por el kit completo. Tendría que poner “hisopos + botellita de líquido reactivo”. Una versión que contradice frontalmente lo que aparece en los documentos de contratación, no solamente en el BOE. En el contrato firmado por Alfonso María Jiménez Palacios, pone claramente “1.000.000 de hisopos para toma de muestras”. Alguien miente. El cargamento, sea como fuere, todavía no ha aterrizado en España. ¿Llegará?

El misterioso matrimonio suizo

El misterio de MJ Steps parece no tener fin. Esta empresa fundada en 2012 en Volketswil (Suiza) por el matrimonio compuesto por Michael Gelpke y Jennifer Urwyler (de las iniciales de ambos sale el nombre comercial) está en el ojo del huracán desde que el gobierno español le concediese 4,3 millones de euros para que comprasen material sanitario. Una empresa pequeña, sin experiencia en el sector sanitario, con una actividad en España cuestionable y sin domicilio fijo. Unos parias empresariales.

Desde sus inicios se dedicaron a importar desde China gafas de sol para niños y calzado. “Se vinieron a España y se afincaron en Cataluña, porque el padre de Michael les había aconsejado que si tenían que venirse a vivir aquí, que escogieran Barcelona en lugar de Madrid, porque había más gente que habla inglés”, cuenta a EL ESPAÑOL una fuente próxima al entorno de la empresa. Aquí fundaron una especie de filial que recibía los productos desde China y los distribuía a Suiza y al resto de Europa.

Michael Gelpke

Michael Gelpke

El matrimonio pasó aquí cuatro años y tuvo un hijo, pero luego se volvió a Suiza. Dejaron a un encargado. Su hombre en España se llama Joan Galmés, que es apoderado de la empresa, director financiero, asalariado, el que coge las llamadas y el que se está comiendo todo este escándalo en primera persona: “He tenido que poner mi dirección personal como sede social. Nosotros al principio éramos una SL, pero por cuestiones tributarias, mi gestor me recomendó que nos pasásemos a Establecimiento Permanente de la empresa en Suiza. Es allí donde se toman todas las decisiones”, asegura Joan en conversación telefónica con EL ESPAÑOL.

Conexión Madrid-Berna

¿Cómo llegó el Gobierno español a ponerse en contacto con una empresa cuyo tope de facturación ha sido de un millón de euros y que no se dedica a la industria farmacéutica? Según Galmés, “Michael y Jennifer empezaron a trabajar con productos cosméticos. Pero en España se necesita una autorización específica de manejo de material farmacéutico. La legislación suiza no es tan restrictiva, así que decidieron que aquí en España siguiéramos con el calzado y la parte de cosmética se gestionaría toda desde Berna (Suiza)”.

Jennifer Urwyler

Jennifer Urwyler

Esa autorización (que en España no hubiera servido para manipular material sanitario) fue la que puso a MJ Steps en el draft de empresas seleccionables para traer hisopos a España desde China. Asegura el apoderado de la empresa que el primer contacto entre el Gobierno español y MJ Steps “lo inició el gobierno, que mediante el ICEX pidió a las autoridades suizas en Berna empresas que pudiesen hacerse cargo de este trabajo. Desde Suiza les propusieron el nombre de esta empresa y acabaron haciéndose con la contratación. Pero se ha gestionado todo desde Suiza. Yo no he tenido nada que ver ni MJ Steps en España tampoco. De hecho, ni el material llegará aquí, sino directamente a donde el gobierno español lo haya solicitado. MJ Steps es la empresa adjudicataria en España, pero en MJ Steps España no vamos a ver ni un hisopo”.

En relación a la mercancía que deben traer a nuestro país, EL ESPAÑOL también preguntó al apoderado acerca del precio que van a pagar por cada hisopo. Galmés volvió a insistir en su versión de que «no son hisopos solamente, hay un error; son kits, que son más caros», y se negó a contestar alegando que “son cuestiones privadas de la empresa que no se pueden revelar”.

Joan sí que se confiesa responsable “de haber puesto una dirección falsa en internet como si fuese nuestro domicilio social. Puse la de la empresa Naeko porque desde que externalizamos el servicio de palés, nos lo llevan ellos. Nos tienen alquilado un espacio que utilizamos como oficina las tres personas que trabajamos en MJ Steps en España: yo, que soy el director financiero, el responsable de logística y el que lleva las comandas”, asegura.

Naeko desmiente

Desde la empresa Naeko, no obstante, desmienten esta información y aseguran que “lo que le tenemos contratado es un servicio de almacenaje que es ínfimo comparado con nuestro volumen de negocio, No tenemos nada que ver con ellos más allá de eso, ni este es su domicilio fiscal. Tenemos tanta relación con ellos como la podría tener Renault si el dueño de esa empresa tiene un coche de esa marca: nos ha comprado un servicio y ya está. Pero nosotros no tenemos nada que ver, ni tenemos vinculación alguna con MJ Steps”.

Domicilio fiscal aportado por MJ Steps.

Domicilio fiscal aportado por MJ Steps.

Así, primero fue una dirección inexistente, luego una dirección falsa y ahora la dirección de la casa particular del apoderado de la empresa como domicilio social. Además de la contradicción entre lo que figura en el BOE (contrato para comprar hisopos) y lo que asegura el portavoz de la empresa, que asegura que en el lote también tiene que ir el líquido reactivo. Todo ello gestionado por MJ Steps, una empresa que tiene una experiencia nula en el sector de los productos sanitarios y que jamás ha facturado una cantidad tan importante de dinero como los 4,3 millones de euros que acaba de recibir del gobierno de España, en una operación que se va, con impuesto, tasas y aranceles, a los 5,3 millones. Para comprar un cargamento que, por cierto, todavía no ha llegado. En estas manos está el futuro de la prevención frente al coronavirus de todos los españoles.

Fuente: David López Frías – El Español

 

Comparte esta página: