Además de prolongar Sánchez la alarma hasta el 24 , pide el aval para «varias semanas más»

Además de prolongar Sánchez  la alarma hasta el 24 , pide el aval para «varias semanas más»
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE
El Congreso aprueba la cuarta prórroga del estado de alarma con el respaldo de 178 diputados, frente a 74 ‘noes’ y 98 abstenciones. Se constata la pérdida gradual de apoyos a Sánchez desde que convalidó el primer decreto.

El Congreso ha aprobado este miércoles la cuarta prórroga del estado de alarma por otros 15 días más, hasta el 24 de mayo. El decreto ha sido respaldado con el voto afirmativo de 178 diputados, frente a 74 ‘noes’ y 98 abstenciones. Se constata, de este modo, la pérdida gradual de apoyos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desde que convalidó el primer decreto el pasado 14 de marzo.

El Ejecutivo de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos, que juntos suman 155 escaños, ha recibido el apoyo de Ciudadanos (diez diputados) y del PNV (6), tras los acuerdos suscritos ‘in extremis’ con ambos partidos a cambio de una serie de condiciones. A este voto favorable se han sumado las formaciones minoritarias Más País (3), Teruel Existe (1), el PRC (1), Coalición Canaria (1) y Nueva Canaria (1).

Por el contrario, el decreto ha sido rechazado por Vox (53 diputados), ERC (11), Junts per Catalunya (8) y la CUP (2), mientras que el PP (88), EH Bildu (5), Navarra Suma (2) BNG (1) y Foro (1) se han abstenido.

Dentro de la bancada republicana, se da la circunstancia de que el diputado Joan Josep Nuet ha roto la disciplina de voto del partido y ha optado por la abstención, de ahí que hayan rechazado el decreto 11 de los 12 parlamentarios que tiene la formación en el Congreso. Este dirigente forma parte de la plataforma Soberanistes y tiene libertad de voto dentro de ERC. Es la primera vez en esta legislatura que actúa por libre y no vota en el mismo sentido que sus compañeros.

El decreto del nuevo estado de alarma incluirá la «cogobernanza» y la coordinación del Gobierno con las comunidades autónomas, que es lo que exigía el PNV a cambio de su apoyo. Se trata de la primera vez que el Ejecutivo acepta alguna de las propuestas de los grupos minoritarios para modificar el alcance de alarma.

Aval para ampliar la alarma «varias semanas más»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se presentó este miércoles en el hemiciclo para pedir una prórroga de 14 días en el estado de alarma destacando que se ha logrado una «victoria parcial» contra el coronavirus gracias a «este arma plenamente constitucional». El jefe del Ejecutivo avisó que levantar el estado de alarma ahora sería «un error absoluto e imperdonable«, por lo que pidió a los partidos el aval para prolongarlo «varias semanas más». El PP se posicionó en la abstención, mientras que Vox amenazó con una moción de censura cuando pase lo peor.

«No hay aciertos absolutos en una situación inédita, tan compleja. Pero sí errores absolutos como es levantar un estado de alarma ahora», hizo hincapié el jefe del Ejecutivo antes de advertir de que hay millones de personas que dependen de las ayudas y las concesiones otorgadas durante las últimas semanas.

Sánchez inició su intervención anunciando que una vez que el país esté en fase 1, que empieza el próximo 11 de mayo, el Gobierno declarará el luto oficial. Más adelante, cuando la ‘nueva normalidad’ esté asentada y las condiciones de salud pública lo permitan, se hará un homenaje de Estado de a las víctimas.

El presidente del Gobierno reiteró que el 99% de la población española ha tenido un comportamiento encomiable en esta crisis sanitaria: «España ha sido el país del mundo donde más se han seguido las medidas de restricción», aseveró antes de subrayar que el coste estimado de las medidas contra la covid-19 es de 139.000 millones de euros.

Sánchez admitió a sus señorías «retrasos y algunos fallos» en la gestión de la crisis sanitaria, pero subrayó que el Gobierno se ha encontrado en una «situación sin precedentes» en el que ha primado como guía el «no dejar a nadie atrás».

La covid-19 está «controlada»

También pidió «ser cautos» ante la evolución de la enfermedad, pero una vez que se ha entrado en una «fase de transición» con la ‘desescalada’ explicó que la covid-19 está «controlada«. Por ejemplo, seis de cada diez contagiados ya se han recuperado.

Una situación a la que se ha llegado «con esfuerzo y sacrificio» por parte de los ciudadanos. Cuando se decretó el estado de alarma, «el virus aumentaba su propagación cada día en un 35%; ayer lo hizo en un 0,40% y hoy lo hace en un 0,31%», recalcó.

Sobre la ‘desescalada’, apuntó que será «asimétrica» y basada en la «cogobernanza» con las Comunidades Autónomas. «Las comunidades tendrán un papel protagonista», insistió el líder del Ejecutivo. «Las comunidades deberán mandar sus propuestas de territorios, así como las medidas, al Ministerio de Sanidad».

Abstención del PP por descartes

El presidente del PP, Pablo Casado, confirmó finalmente que su partido se abstendría y apeló al «sentido de Estado» que ya adelantó Vozpópuli. Lo hizo por descartes. En primer lugar, recordó al jefe del Ejecutivo que anteayer le comunicó que no podría apoyar la nueva prórroga.

Pero a renglón seguido admitió que varias de sus exigencias, como desvincular los ERTEs y ayudas a autónomos y pymes; la mejora de la cogobernanza con las CCAA o la declaración de luto nacional que se hará próximamamente se han cumplido gracias a la «nueva geometría variable» que el Gobierno ha logrado con Ciudadanos. Así que, «por ese motivo mantenemos ese compromiso de no votar en contra«.

En todo caso, el líder del PP advirtió a Sánchez que si no es capaz de encontrar en 15 días «un plan B ajustado a la legalidad y al respeto a la libertad de nuestros compatriotas«, entonces no podrá volver a pedir «lealtad y unidad a la oposición» como hasta ahora.

Posible moción de censura

Por su parte, Vox reiteró que votaría en contra de la prórroga de lo que considera un «estado de excepción encubierto«, unos términos también mencionados por Casado unos minutos antes. Precisamente, Santiago Abascal instó al PP promover una moción de censura contra Sánchez. Si no lo hace la primera fuerza de la oposición -subrayó-, Vox tendrá que estudiarlo con otras fuerzas parlamentarias.

En opinión de Abascal, el fin de la hipotética moción es «que los españoles sepan quienes son los diputados que apoyan a este Gobierno ruinoso y que está abusando del poder». Abascal lamentó el giro de Ciudadanos -que votará a favor de prolongar el estado de alarma- y la abstención de los populares. «Mantener el estado de alarma ilegal con este presidente y este vicepresidente ni salva vidas ni salva empleos«, sentenció.

Además, Abascal emplazó al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a responder cuanto antes «¿por qué ordenó usted el sábado que se detuviera a los vehículos que circularan con banderas de España?». «Le pido que haga uso de su potestad para intervenir y me conteste. Y también que me diga, aquí, en la sede de la soberanía nacional, si ha decidido derogar la Constitución», señaló.

«Con sus órdenes, de facto, derogó y suspendió los derechos constitucionales de los españoles, prohibiendo una manifestación en coches que no suponía ningún tipo de peligro ni para la salud pública ni para la vida de nadie», añadió.

El dirigente de Vox anunció que su formación notificará a todas las delegaciones del Gobierno del país la convocatoria de manifestaciones contra la gestión de la crisis sanitaria por parte del Ejecutivo. Su idea es que se puedan hacer en automóvil en las principales calles de las distintas ciudades manteniendo las medidas de seguridad: «Lo haremos en coche, individualmente o en familias que convivan, portando la bandera nacional y pidiendo su dimisión».

«Sin diálogo no hay legislatura»

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, avisó a Sánchez que «sin diálogo simplemente no hay legislatura», al tiempo que le afeó que haya preferido pactar con Ciudadanos para salvar la cuarta prórroga del estado de alarma antes que con los partidos que facilitaron su investidura. Por ello, le exigió que dejase la ‘desescalada’ en manos de los gobiernos autonómicos.

«Nos dicen una vez más que este estado de alarma es lo que hay, que son lentejas. Pues estamos hartos de eso de ‘es lo que hay’. Ya no vale, ya basta», clamó Rufián desde la tribuna. También dedicó críticas a Podemos por acusar a su formación de votar junto a Vox en contra la prórroga del estado de alarma.

Rufián dejó claro que el ‘no’ de ERC viene motivado por la negativa del Ejecutivo a negociar con ellos el fin de la centralización que supuso el decreto del 14 de marzo y se afanó en subrayar que no pasaría nada si no se ampliase esta situación excepcional otros 15 días porque, en contra de lo que sostiene Moncloa, sí «hay alternativa» a esa figura constitucional.

Arrimadas defiende el ‘sí’ a la prórroga

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quiso estar presente en el hemiciclo a pesar de su avanzado estado de gestación ante la importante votación de este miércoles para defender el acuerdo alcanzado con el Gobierno de Pedro Sánchez. “Entre ser útiles o inútiles, lo tengo claro. Y entre no hacer nada o salvar vidas y empleos, también”, aseveró.

La líder naranja negó que el pacto para la prórroga del estado de alarma lo sea para toda la legislatura: “El Gobierno seguirá teniendo 155 escaños: ni uno más ni uno menos”, dijo tras asumir “absolutamente” la responsabilidad del ‘sí’ de su partido y resaltar que el voto de los 10 diputados de 10 es “en conciencia”.

«Es bueno recordar qué se vota hoy en el Congreso: la prórroga del estado de alarma o si se permite salir a la calle sin restricciones y que caigan las ayudas y los ERTEs», señaló Arrimadas antes de advertir que este miércoles no se votaba la investidura ni un «escarmiento» al Gobierno de Sánchez e Iglesias. Además, se congratuló que el propio Casado avale la necesidad de ampliar los ERTEs más allá del estado de alarma.

Tras ello, hizo hincapié en que Ciudadanos seguirá siendo «muy crítico» con la actuación del Gobierno y resaltó que Sánchez ha tardado 18 días en llamar a la oposición. Tiempo en el que se produjeron 7.000 fallecidos por la covid-19. Pero insistió en que su partido ha negociado con el Ejecutivo «para evitar problemas a los españoles«.

La réplica de Sánchez

Ya en el turno de réplica, Sánchez criticó a Casado por la abstención del PP, que equiparó al ‘no’ al tratarse del principal partido de la oposición y lamentó que no se entiendan por mucho que hablen. «A usted le da miedo el acuerdo«, le reprochó desde la tribuna. Si bien reconoció que no tiene «una hoja de ruta cierta», lamentó que haya «tanto ruido» desde la oposición cuando, en su opinión, ha planteado «máxima claridad a la sociedad y en la pedagogía».

El jefe del Ejecutivo dejó claro que el país ha superado «claramente el pico y la curva» de la epidemia. «Entramos juntos y saldremos juntos. Ningún territorio lo hubiera logrado solo«, avisó a los nacionalistas ante la evolución «positiva» de los datos. 

Sánchez avisó a los grupos parlamentarios que «toca legislatura, con la mirada larga y unidad», de ahí que reclamase que acaben los ataques «sin piedad» para suprimir el estado de alarma.  «Pueden criticar lo que quieran, pero no perjudiquen a los españoles», les indicó ante las «críticas injustas» que llegan por varios frentes. «Despoliticemos esta emergencia sanitaria«.

«¿Pero usted quién se cree?, ¿Napoleón?»

Casado endureció notablemente sus críticas a Sánchez en el turno de réplica al comprobar que “el señor del ‘no es no’ viene ahora de pactista” con la oposición. Censuró la “dualidad hipócrita” entre el presidente y la portavoz socialista, Adriana Lastra, y lamentó que el presidente vea las protestas ante su gestión en la pandemia como antipatrióticas.

“Pero usted, ¿quién se cree?, ¿Napoleón?”, le espetó de inicio antes de advertirle que es el presidente del Gobierno con menos apoyo en las urnas y en la investidura. “Cada votación es un suplicio para usted y le espera un calvario”, le avisó.

Ante las advertencias de esta mañana del jefe del Ejecutivo de que oponerse a la prórroga de alarma era un “error absoluto”, Casado replicó a Sánchez con la misma piedra: “Usted es el error absoluto”. E inquirió a la bancada azul si no se les caía “la cara de vergüenza” al decir que España estaba “en la gama alta de éxito” en la lucha contra la covid-19. “Déjese de eslóganes vacíos y rinda cuentas”, insistió desde la tribuna de oradores.

Tras ello, el líder del PP subrayó que la Comisión Europea ha dicho esta semana que España liderará el índice de paro de la UE en 2021, “incluso por encima de Grecia”, y auguró que desde Bruselas se va a exigir al Ejecutivo español unos recortes de 35.000 millones a cambio de la ayuda económica. “Está ocultando un rescate. Cada vez tiene el agua más al cuello, así que haga amigos”, le recomendó a Sánchez.

El jefe de la oposición hizo hincapié en que hay hasta seis leyes ordinarias “a su disposición” para utilizarlas durante el estado de alarma. “Claro que hay una alternativa”, insistió antes de advertirle al presidente del Gobierno que no tolera que diga que el PP maltrata a los sanitarios con su sentido del voto, cuando el Ejecutivo les ha dejado “sin mascarillas, sin EPIs y sin test”. Por todo ello, lamentó que a España le haya tocado “el peor presidente en el peor momento”, pero añadió que a Sánchez “no le saldrá gratis” su actuación durante la crisis.

Fuente: Marina Alías/Daniel Esparza/Antonio Rodriguez – Vozpópuli

Comparte esta página: