Con sobrecostes de 140 millones es necesaria una explicación y auditoría

Con sobrecostes de 140 millones es necesaria una explicación y auditoría
Comparte esta página:

Hongkong Travis Asia, el segundo gran proveedor del Gobierno está vinculado a los «papeles de Panamá»

Es indudable que la compra de material sanitario ha sido un grave problema para el Gobierno, que justifica sus errores, sobre todo al comienzo de la crisis, en que las circunstancias eran excepcionales.

Es indudable que la compra de material sanitario ha sido un grave problema para el Gobierno, que justifica sus errores, sobre todo al comienzo de la crisis, en que las circunstancias eran excepcionales. Pero no cabe benevolencia con algunos episodios sucedidos a lo largo de estas semanas, fruto de la falta de competencia del Gobierno y, particularmente, del Ministerio de Sanidad. Lo que al principio podría tener algo de disculpa, más adelante es inexcusable. En esta segunda categoría se encuentran las compras que, por importe de 245 millones de euros, ha hecho el Ejecutivo de Sánchez a la empresa HongKong Travis Asia. Constituida en mayo de 2019 con apenas 1.200 euros de capital social, en septiembre de ese mismo año puso su gestión en manos de la compañía World Trade Entreprises Consultancy, una empresa vinculada al despacho panameño Mossack Fonseca y con presencia en varios paraísos fiscales. Y con presencia también en los llamados «papeles de Panamá». El Gobierno se enfrenta a dos problemas. Que se encomendó a un entramado de sociedades que operan en paraísos fiscales, circunstancia por la que en España se persigue a ciudadanos de forma implacable, y que ha pagado sobreprecios brutales por mascarillas y respiradores mecánicos, que podría haber adquirido por precios inferiores en las mismas fechas de compra. Esto necesita una explicación política y una auditoría exhaustiva. En función de ellas vendrán las responsabilidades legales y políticas que correspondan. Solo un dato: la comparativa de precios, según publica hoy ABC, permite concluir que el Gobierno ha pagado sobrecostes equivalentes a 140 millones de euros. Una cifra que desborda cualquier explicación que pretenda basarse en la urgencia de los medios sanitarios o de la saturación del mercado internacional. Por ahora, solo eso: una explicación y una auditoría.

Fuente: Editorial – ABC

Comparte esta página: