Con dos meses de retraso con respecto a VOX, El PP recurre ante el Tribunal Supremo el nombramiento de Dolores Delgado

Con dos meses de retraso con respecto a VOX, El PP recurre ante el Tribunal Supremo el nombramiento de Dolores Delgado
La fiscal general, Dolores Delgado - Jaime García
Comparte esta página:
Esgrime «falta total de objetividad y de imparcialidad» de la nueva fiscal general.

El Partido Popular ha presentado su anunciado recurso ante el Tribunal Supremo contra el nombramiento de la exministra Dolores Delgado como fiscal general del Estado, según fuentes de la dirección nacional. El principal partido de la oposición anunció este recurso a finales de febrero, cuando se hizo efectivo el nombramiento y Delgado tomó posesión de su nuevo cargo. La crisis del coronavirus y el estado de alarma retrasaron la actuación de los populares ante el Supremo, que finalmente se produjo sin focos de ningún tipo.

En el recurso, el PP esgrime como principal motivo que no cumple el requisito de «idoneidad», por la «falta total de objetividad y de imparcialidad» de la exministra de Justicia, según las fuentes consultadas. «Es la ministra número 23 del Gobierno de Pedro Sánchez. No se puede elegir fiscal general a un miembro del Gobierno socialista que, además, participó en actos electorales del PSOE lanzando proclamas muy duras contra un partido político, el PP», con el que competía en las urnas.

En Génova consideran que Delgado es «una persona muy ideologizada como así ha demostrado en multitud de ocasiones». Recuerdan, además, que es una ministra reprobada tres veces por el Parlamento. En noviembre de 2018, con el Gobierno de Sánchez en minoría tras ganar la moción de censura, el pleno del Congreso aprobó una moción de reprobación, algo que también hizo el Senado dos meses antes, por los audios de las conversaciones con el excomisario de Policía José Manuel Villarejo. En octubre de ese mismo año, la Cámara Baja también pidió al presidente del Gobierno que sustituyera a Delgado, si ésta se negaba a dimitir.

La oposición también culpó a la entonces ministra de Justicia de que la Abogacía del Estado solo acusara de sedición a los procesados por el desafío independentista en Cataluña, tras la destitución del abogado del Estado responsable de la acusación del Gobierno en esa causa, Edmundo Bal, que defendía el cargo de rebelión, igual que la Fiscalía. «Es una ministra reprobada y su nombramiento es reprobable», subrayan ahora los populares.

«Destiló odio»

En el Grupo Popular del Congreso no olvidan la comparecencia de Delgado en comisión, en el paso previo a su nombramiento. «El grado de odio que destiló a todo aquello que no es de su cuerda me pareció absolutamente inhabilitante», aseguró entonces la portavoz de los populares en el Parlamento, Álvarez de Toledo.

El PP añade a la lista de agravios contra la nueva fiscal general del Estado su intento de arrogarse competencias del Congreso al derogar de facto los plazos de instrucción. Según informó ABC, el decreto aprobado por el Gobierno el 28 de abril para la vuelta a la normalidad en el sistema judicial afecta de lleno a los plazos de instrucción que en su día limitó el PP con una reforma de la ley de Enjuiciamiento Criminal. Un informe de la Fiscalía da por bueno que los tiempos para investigar, que habían sido congelados durante la pandemia, vuelvan a empezar desde el principio cuando se levante el estado de alarma. La nueva interpretación permitiría poner el contador a cero en los tiempos de la investigación en casos como la Púnica, que afecta de forma directa al PP y que ya tenía fecha de caducidad en la Audiencia Nacional.

Fuente: Mariano Calleja – ABC

Comparte esta página: