El juez manda al banquillo a la excúpula de UGT-A por las facturas falsas

El juez manda al banquillo a la excúpula de UGT-A por las facturas falsas
Francisco Fernández Sevilla (EFE)
Francisco Fernández Sevilla, ex número del sindicato en Andalucía, está acusado de un delito continuado de fraude de subvenciones y falsedad en documento mercantil.

Apertura de juicio oral contra la ex cúpula de UGT Andalucía con una fianza millonaria: 40 millones de euros. El juez de instrucción número 9 de Sevilla ha dictado apertura de juicio oral en el caso de las facturas falsas de este sindicato, como ha adelantado hoy ABC Sevilla.

Francisco Fernández Sevilla, exsecretario general del sindicato, irá al banquillo junto a otras 14 personas de la anterior cúpula directiva. Están acusados de fraude de subvenciones y de falsedad en documento mercantil.

El magistrado ya dejó claro en la apertura del juicio oral que la cantidad que el sindicato podría haber desviado para financiarse de forma ilegal ascendía a 40 millones de euros y coincide con el menoscabo en los expedientes con supuestas irregularidades que detectó la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Fernández Sevilla se fue de la cúpula ugetista andaluza presionado por Cándido Méndez ante la aparición de escándalos en el sindicato.

«La incapacidad» de Pastrana

El juez archivó de forma provisional la causa para quien fue el hombre clave del sindicato en Andalucía, Manuel Pastrana, por “incapacidad sobrevenida”. Pastrana sufre una grave enfermedad irreversible. En una entrevista concedida a este diario en 2014, la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, ya dejó claro que su sindicato iba «a vivir momentos muy complicados por asuntos judiciales». La comisión de investigación interna de UGT se cerró en falso en enero de 2014.

La causa judicial, como publicó El Confidencial, investiga un total de 14 expedientes de subvenciones aprobados por la Dirección General de Formación de la Junta de Andalucía. Señala además que para poder crear el sistema de ‘rappel’ y bote “tuvo especial relevancia la creación por decisión directa de Manuel Pastrana de la Central de Compras en 2006, con la finalidad de centralizar la relación con los proveedores de UGT-A”.

En el desarrollo de esta mecánica defraudatoria dentro de UGT-A, era de especial relevancia la labor del ahora procesado Federico Fresneda, ex secretario general de Administración, que servía de apoyo a las relaciones del sindicato con los proveedores que colaboraban en la citada mecánica.

Fuente: Agustín Rivera – El Confidencial

Comparte esta página: