Sánchez cambia expertos por políticos para hacer frente a la desescalada

Sánchez cambia expertos por políticos para hacer frente a la desescalada
Pedro Sánchez e Iván Redondo. (Foto. PSOE)
Sánchez mete en el comité técnico a su jefe de gabinete y el de Iglesias, el secretario de Estado de Comunicación y el de presidencia, en lugar de expertos.

A partir de mañana, el comité técnico de gestión del coronavirus que se reunía a diario con la presencia de expertos del Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos lll, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pasará a llamarse comité técnico para la desescalada y en él se dará entrada a los jefes de gabinete de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el secretario de Estado de Comunicación y el secretario general de la presidencia.

Así, pues, Iván RedondoJosé Julio RodríguezMiguel Ángel Oliver y Félix Bolaños serán las voces autorizadas a partir de este miércoles para dirigir el desconfinamiento del país. Un equipo de marketing frente al de expertos que formaban parte hasta ahora. La primera decisión ha sido cambiar el nombre al plan de desescalada para llamarle “Plan para la Transición hacia una nueva normalidad”.

El comité lo continuará presidiendo el jefe del Ejecutivo junto a los cuatro vicepresidentes y los ministros que tienen delegada la autoridad durante la crisis, como son los de Interior, Transportes, Defensa y Sanidad. El único experto que se mantendrá será el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón.

Nueva estrategia

El Consejo de Ministros ha dado luz verde, este martes, al plan de desconfinamiento por la pandemia del coronavirus. Aunque hace tan solo unos días, el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguraba que esa desescalada todavía no era inminente por lo que no consideraba el plan ni necesario ni urgente, los trabajos de otros países europeos han precipitado los planes del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Tal es así que Sánchez urgió a su equipo el pasado fin de semana para tener listo el plan de desescalada para aprobarse hoy. El presidente ha primado fines puramente políticos frente a los sanitarios.

Esa urgencia se visualizó el domingo con un primer informe que incluía recomendaciones sanitarias que Illa y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, Fernando Simón, presentaron al jefe del Ejecutivo. A partir de ese momento, Sánchez, exigió a los Vicepresidenta cuarta y responsable del desconfinamiento, Teresa Ribera, tener todo el documento listo para la reunión del Gabinete celebrada hoy. Ribera, que consideraba precipitada la decisión, ha acabado cediendo a las exigencias del presidente, para no ser España el último país europeo en presentar sus planes de desescalada.

Fuente: Joan Guirado – OKDiario