Denuncia de toda la concertada por la prisa del Gobierno en aprobar la ley educativa: «es signo de déficit democrático»

Denuncia de toda la concertada por la prisa del Gobierno en aprobar la ley educativa: «es signo de déficit democrático»
Isabel Celaá
Comparte esta página:

Las organizaciones de la enseñanza concertada se han unido y han pedido al Ministerio de Educación través de un comunicado que se paralice la tramitación de la LOMLOE, más conocida como «Ley Celaá. «Pedimos que se paralice su tramitación hasta que se levante el estado alarma y pueda restablecerse la normalidad. Con ello, se permitirá a la sociedad y a la comunidad educativa participar en el debate de una ley de este calado», señalan en un comunicado.

Tal como publicó ABC el pasado viernes, tras el breve lapso de suspensión parlamentaria, la Mesa del Congreso, con mayoría de PSOE y UP, fijó en el viernes pasado la fecha límite para la presentación de enmiendas a la totalidad del proyecto de ley educativo. El primer plazo se había fijado para el 31 de marzo y fue pospuesto por el cierre del Congreso. Por cortesía parlamentaria, cuando un grupo pide una prórroga al plazo de enmiendas, se suele conceder hasta tres veces. Sin embargo, pese a las peticiones de PP, Cs y Vox, no se accedió a la ampliación (los tres partidos, sin embargo, presentaron sus respectivas enmiendas en el plazo establecido). También está fijada la fecha tope para presentar enmiendas parciales al articulado: mañana, solo cinco días después del plazo de las enmiendas a la totalidad. Este plazo podría ser ampliado si PSOE y UP acceden a su prórroga.

También está fijado el plazo tope para presentar enmiendas parciales al articulado: el 29 de abril, tan solo cinco días después del plazo para las enmiendas a la totalidad. Este plazo podría ser ampliado si PSOE y UP acceden a su prórroga. Por otro lado, no están aseguradas las comparecencias de expertos en la materia, en este caso, educativa. Cuando se trata de leyes de esta envergadura y durante las enmiendas al articulado, suelen comparecer en el Congreso expertos que «ayudan» a los grupos parlamentarios a tomar ideas que pueden plasmar en sus propuestas. Al respecto, las organizaciones firmantes del comunicado han solicitado expresamento al presidente de la Comisión de Educación del Congreso la apertura de un plazo para que dichas comparecencias tengan lugar.

Por ello, los representantes de la Plataforma «Concertados», entidad constituida por Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG), CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza), CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos) y COFAPA (Confederación de Padres de Alumnos), y en la que también están integrados los sindicatos mayoritarios de la concertada FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza) y FEUSO (Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera), y abierta a nuevas adhesiones, se han reunido ante la decisión de la Mesa del Congreso que, tal como publicó ABC, de no «querer aceptar un aplazamiento del trámite de presentación de enmiendas, una actitud poco elegante y que, desde luego, manifiesta un déficit democrático inadmisible», señalan en el comunicado.

«La prisa del Gobierno parece obedecer, no solo a su deseo de que la ley pueda ponerse en práctica ya el curso que viene, sino a su posible intención de introducir enmiendas solo consensuadas por los socios de Gobierno y que limitarían la libertad de enseñanza. Además, revelaría su propósito de escamotear a la opinión pública el debate sobre una ley esencial que no goza de consenso en la comunidad educativa, evitando de paso posibles actuaciones públicas contrarias de una parte importante de la sociedad», añaden.

«Medidas de este tipo, unilaterales y que despiertan sospechas, no ayudan a conseguir el Pacto Escolar que demanda y necesita la sociedad. Es más, la Plataforma “Concertados” solicita que los pactos de Estado que busca el Gobierno para facilitar la reconstrucción social y económica del país tras la pandemia de coronavirus, incluyan también las cuestiones educativas. Eso serviría para lograr una reforma consensuada, centrada en los problemas reales que tiene la enseñanza de este país y entonces, solo entonces, estaremos preparados para una ley educativa de todos y para todos».

Fuente: Josefina G. Stegmann – ABC

Comparte esta página: