Un manifiesto firmado por 150 personalidades avisa: la crisis se ha convertido en un «pretexto» para el «autoritarismo»

Un manifiesto firmado por 150 personalidades avisa: la crisis se ha convertido en un «pretexto» para el «autoritarismo»
Foto: EFE

FUNDACIÓN INTERNACIONAL PARA LA LIBERTAD

-En España, dirigentes de «marcado sesgo ideológico» están acaparando «prerrogativas» que en otro contexto «serían rechazadas».

La Fundación Internacional para la Libertad, presidida por Mario Vargas Llosa, ha publicado un manifiesto en el que alerta de que la estrategia de los gobiernos para frenar la pandemia de coronavirus no puede ser un «pretexto» para instaurar el «autoritarismo».

«Mientras los empleados de la sanidad pública y privada combaten el coronavirus valerosamente, muchos gobiernos toman medidas que restringen indefinidamente libertades y derechos básicos», afirma el manifiesto, que ha sido firmado ya por 150 personalidades como José María Aznar, Cayetana Álvarez de Toledo, Mauricio Macri, Jorge Edwards, Alejandro Roemmers, Fernando Savater o Albert Rivera, entre otros.

El manifiesto entiende que haya «algunas» restricciones a la libertad, pero advierte de que en el algunos países «impera» un confinamiento con mínimas excepciones: «la imposibilidad de trabajar y producir, y la manipulación informativa».

Esa circunstancia, entiende la fundación del Nobel de Literatura, ha permitido a algunos gobiernos «identificar» la oportunidad para «arrogarse un poder desmedido». Han sido «suspendidos», añade, el Estado de derecho e, incluso, la democracia representativa y el sistema de justicia. «En las dictaduras de Venezuela, Cuba y Nicaragua la pandemia sirve de pretexto para aumentar la persecución política y la opresión. En México arrecia la presión contra la empresa privada y se utiliza el Grupo de Puebla para atacar a los gobiernos de signo distinto».

Sobre España y Argentina, el manifiesto dice: «Dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente».

A ambos lados del Atlántico, añade el texto, «resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo con un ímpetu que hace pensar en un cambio de modelo alejado de la democracia liberal y la economía de mercado».

En este escenario, el manifiesto concluye con una petición: esta crisis «no debe ser enfrentada sacrificando los derechos y libertades que ha costado mucho conseguir». Y concluye: «Rechazamos el falso dilema de que estas circunstancias obligan a elegir entre el autoritarismo y la inseguridad, entre el Ogro Filantrópico y la muerte».

Fuente: El Imparcial