El BCE se lanza a compras masivas de deuda

El BCE se lanza a compras masivas de deuda
Comparte esta página:

Artículo de Rosalía Sánchez – ABC

-Christine Lagarde, presidenta del BCE, aseguró ante la asamble virtual del FMI que el BCE «explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar la economía euro del impacto del coronavirus»-

El BCE vuelve a utilizar la expresión «tanto como sea necesario». Su presidenta, Christine Lagarde, ha asegurado que el Consejo de Gobierno está «preparado para aumentar» el tamaño de sus programas de compra de deuda y para ajustar su composición «tanto como sea necesario y durante el tiempo que sea necesario». Así lo afirmó en la asamblea virtual del FMI, ante la que aseguró que el BCE «explorará todas las opciones y todas las contingencias para apoyar la economía euro del impacto del coronavirus», y ayer se registraron sus primeros movimientos en el mercado de la deuda.

Lagarde ha logrado así que recobren cierta tranquilidad las primas de riesgo periféricas en la zona euro, después de varias jornadas frenéticas. Las de España y Portugal llegaron a incrementarse en 20 puntos básicos, mientras que las de Italia y Grecia ascendieron hasta 40 puntos. La intervención de Lagarde logró relajar 2 puntos la prima española, que quedaba en 130, y sirvió también de bálsamo para el resto.

«El Consejo de Gobierno está comprometido en hacer todo lo necesario dentro de su mandato para ayudar a la zona del euro en esta crisis», había afirmado Lagarde, que también observaba que algunos fondos de inversión están sufriendo «salidas de capital significativas». Pero extender las ayudas para tranquilizar a los mercados tiene efectos contraproducentes. El partido antieuropeo Alternativa para Alemania (AfD), actualmente la primera fuerza de la oposición en el Bundestag, exigió la celebración de un referéndum para votar la posible salida de Alemania de la UE, con la intención de recoger el rechazo que puede haber en los contribuyentes alemanes a los ingentes paquetes de ayudas que salen de Bruselas.

El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidamann, reconoció ayer que «será necesaria una política monetaria y fiscal expansiva, pero solo por algún tiempo», sugiriendo que los movimientos del BCE deben contar con plazo. En una entrevista concedida a Bloomberg, describió las medidas de emergencia de la zona euro como «impresionantes» y advirtió a los gobiernos del área monetaria que reduzcan sus presupuestos nacionales después de la crisis. «Después de la crisis, todos los gobiernos tendrán que concentrarse en reducir sus altos índices de déficit», señaló, «una expansión extrema de los presupuestos gubernamentales no puede continuar durante mucho tiempo».

Comparte esta página: